Suscribirse por correo electrónico

Síguenos en:

FacebookTwitterRSSLinkedIn

Finalizo la edición 2013 de El Cruce Columbia “En los volcanes Argentina-Chile”

 

Cruce Columbia 2013 En los volcanes Argentina - Chile

El Cruce Columbia considerada la mayor carrera de montaña de Sudamérica y uno de los eventos deportivos más importantes a nivel mundial completo su edición número 12.  Participaron 2400 corredores llegados de 30 países, los cuales cumplieron con el objetivo simbólico de unir Chile con la Argentina, a través de la Cordillera de los Andes, recorriendo los faldeos de tres imponentes volcanes.

Dos campamentos de montaña, sobre la costa de lagos, y 700 personas trabajando en la organización, fueron parte del evento. Como novedad, este año se sumó la Categoría Solo, a la ya existente Team, que contó con la participación de grandes atletas de nivel mundial.

Los majestuosos volcanes Villarrica, Quetrupillán y Lanín, custodiaron el paso de los 2.400 corredores que, del 7 al 10 de febrero, enfrentaron valientemente un circuito de 100 kilómetros, durante la 12ª edición de EL CRUCE COLUMBIA. Treinta países representados, a través de la pasión, la constancia, el esfuerzo y la tenacidad de los participantes que  recorrieron agrestes senderos de montaña, caminos de arena volcánica, milenarios bosques, y cruces de ríos. Bellos paisajes de la Patagonia chilena y argentina, a los que sólo pudieron llegar a través de esta competencia, alejados del circuito turístico tradicional, y seleccionados especialmente para vivir una gran aventura.

Cruce Columbia 2013 en los volcanes Argentina Chile

En esta edición, primero el pueblo de Junín de los Andes en la Argentina, y luego la ciudad de Pucón en Chile, recibieron a los competidores durante la acreditación. Al día siguiente, el 7 de febrero, los primeros en largar la primera etapa fueron los 792 equipos integrantes de la categoría Team que, desde la base del volcán Villarrica, a una altura de 1.400 msnm, recorrieron una distancia de 31,5 kilómetros.

Con un tiempo de 02h35m16s, el primero en cruzar la meta fue el Team Columbia Dole, de Pablo Ureta y Ezequiel Morales; seguido por los Carioca Runners, de Iazaldir Feitoza Santana y José Virginio de Morais (03h0m55s), y Nucleo Aventura/Quasar Lontra, de Tessa Roorda y Miguel Mitne Neto (03h04m42s).

El 8 de febrero, el segundo día de competencia la Categoría Team disputó una distancia de 38.2 km. Cada uno de los equipos puso a prueba su capacidad no sólo en superar el gran recorrido sino, también, el cansancio que comenzaba a aparecer entre los competidores. El circuito incluyo los faldeos del chileno volcán Quetrupillán, un gigante dormido cuyo cráter esta obstruido por un milenario glaciar, con un ascenso de 1.687 msnm.

Con una llegada en la localidad de Puesco, los primeros puestos fueron nuevamente para los ganadores del primer día, manteniendo su posición y disputando mano a mano su liderazgo. El Team Columbia Dole, quedó con el primer puesto, imponiendo un tiempo de 04h37m54s; mientras que en segundo lugar llegaron los brasileros Carioca Runners, con 04h43m54s; seguidos por sus compatriotas de Nucleo Aventura/Quasar Lontra (04h48m11s).

Carioca Runners Ganadores Team El Cruce Columbia 2013

Como gran novedad, este año El Cruce Columbia sumó a la categoría SOLO, pensada para corredores que se atreven a enfrentar este gran reto de forma individual. El nuevo circuito largó un día después que los Teams, el viernes 8 de febrero, desde la base del volcán Villarrica, recorriendo el mismo circuito que la categoría Team, pero un día después.

Max King ganador SOLO El Cruce Columbia 2013Entre caminos volcánicos y la imponente presencia del volcán Villarrica, los atletas de Elite internacional fueron los
primeros en dominar el camino y pelear la punta, pero fue el estadounidense Max King quien cruzó velozmente la meta, con un tiempo de
2h19m19s. El segundo lugar fue para François D’Haene, ganador del último Ultra-Trail du Mont-Blanc (UTMB), que llegó en 2h22m35s; mientras que el tercer puesto fue para el neuquino Gustavo Reyes, triple ganador de El Cruce Columbia, quien llegó en 2h23m43s.

Por un circuito de 28.2 kilómetros, que incluyó el cruce de cristalinos lagos, riachos y lagunas, a través de caminos de montaña, el sábado 9 de febrero, miles de atletas pertenecientes a la categoría Team, cruzaron la frontera y avanzaron a través del Paso Mamuil Malal, camino a la base del volcán Lanín, ubicada a 1.220 msnm. En esta última jornada, y por primera vez en esta edición, los brasileros de Carioca Runners dominaron la punta en Teams y fueron los primeros en cruzar la meta, seguidos por el Team Columbia Dole, de Pablo Ureta y Ezequiel Morales; y Nucleo Aventura/Quasar Lontra, en el tercer puesto.

Sin embargo, los tiempos de la clasificación final confirmaron al Team Columbia Dole como los nuevos campeones de EL CRUCE COLUMBIA en los VOLCANES, quienes superaron un recorrido total de casi 100 kilómetros en un tiempo final de 9h55m43s. El segundo lugar del podio fue para Carioca Runners, de Iazaldir Feitoza Santana y José Virginio de Morais con 10h21m30s; seguidos por el team mixto Nucleo Aventura/Quasar Lontra, con 10h47s42s, de Tessa Roorda y Miguel Mitne Neto.

“Yo apostaba a que nuestro equipo podía llegar a ganar y así fue. Conozco a Ezequiel hace muchos años y sé que además de ser una gran persona es un excelente deportista, y eso es muy importante para conformar un buen equipo y salir a competir”, comentó el cordobés Pablo Ureta. A esto, su compañero Morales sostuvo que “el nivel de concentración que implica correr El Cruce Columbia fue del 100%, porque así lo exige esta competencia. Sin embargo, lo bueno de esta carrera de montaña es que en el medio disfrutas de un campamento, un mate entre amigos, y compartís miles de charlas y anécdotas del día”.

En la llegada, familiares y amigos recibieron a los ganadores, y al resto de los Teams a pura emoción. Mucha alegría, lágrimas y abrazos confirmaron el sacrificio que conlleva correr El Cruce Columbia, además de saber que cumplieron el objetivo de haberse superado a sí mismos, a lo largo de una competencia que no sólo exige físicamente, sino también a nivel humano y espiritual, llena de adrenalina y emoción.

El circuito de los corredores Individuales avanzó con su segunda jornada de competencia – el mismo día en que Teams llegaba al final – para  recorrer grandes desniveles y paisajes únicos en el mundo, por un distancia de 38.2 km, que incluyó los faldeos del chileno volcán Quetrupillán. Con una llegada en la localidad de Puesco, los primeros puestos fueron nuevamente para los atletas de Elite internacional, que se sacaron chispas para definir las siguientes posiciones: Max King en primer lugar, con un tiempo de 03h26m53s; escoltado por François D’Haene (03h29m47s) y el español Iker Karrera, llegó en el tercer puesto y comenzó a ocupar su lugar, con 03h42m57s.

El domingo 10 de febrero, llegó el desenlace de la nueva modalidad SOLO de esta edición El Cruce Columbia en los Volcanes. La distancia que debieron superar los competidores fue  de 28.2 kilómetros por caminos de montaña, para cruzar la frontera velozmente y avanzar a través de la Paso Mamuil Malal, hasta el arco de llegada en la base del argentino volcán Lanín, ubicada a 1.220 msnm.

A pesar de que el resultado estaba anunciado por la performance impuesta por los atletas de elite, fue emocionante verlos cruzar la meta. El primero en llegar fue el estadounidense Max King (02h10m24), con un tiempo en la clasificación final que lo confirmó como el nuevos campeón de EL CRUCE COLUMBIA en los VOLCANES, superando un recorrido total de casi 100 kilómetros en un tiempo final de 9h55m43s.

“Fue una carrera maravillosa que transitó por diferentes paisajes, cuestas, llanos, con muchas características técnicas. Toda la organización fue un lujo, y poder compartir los campamentos con atletas llegados de todas partes del mundo, que ahora ya son mis amigos, fue increíble” comentó al llegar el nuevo Campeón, que – apenas cruzó la meta, sacó su cámara de fotos y comenzó a fotografiar a toda la prensa y público local que lo recibía con aplausos y mucha emoción.

Los segundos en llegar juntos, y cruzar la línea de llegada con las manos en alto, fueron el galo François D’Haene (02h13m08s) y el español Iker Karrera (02h13m09s), que se ubicaron en el segundo y tercer lugar del podio. El tiempo final de D’Haene fue de 08h05m30s; mientras que Karrera superó los 100K en 08h21m43s.

“La verdad es que pensé que El Cruce Columbia, una carrera de tres días y con campamentos, no iba a ser tan dura… ¡pero me sorprendió! Fue un circuito increíble, siempre rodeados de muy bellos paisajes. Además, durante la última etapa, como yo venía tranquilo, ya con las piernas cansadas, pude disfrutar de la gran pelea entre Gustavo Reyes e Iker Karrera, por disputar el tercer puesto. La garra que ambos le pusieron por llegar a la meta y defender su lugar fue admirable” comentó François D’Haene.

El primer argentino en cruzar el arco de llegada fue Gustavo Reyes, ubicándose en cuarto lugar de la clasificación general, con un tiempo final de 08h27m05s. Su madre, alumnos de su Running team, y amigos lo aclamaron en la llegada y descorcharon un champagne que, muy feliz, Gustavo compartió junto a los nuevos campeones.

“Como siempre El Cruce Columbia me deja una sensación de felicidad, sabiendo que puse lo mejor de mí para llegar a la meta. Este fue mi octavo Cruce y tuve que pelearlo hasta el final, logrando un orgulloso 4º puesto, detrás Max, François e Iker, a pesar de que pensaba que los iba a ver muy muy de lejos. Agradezco la energía que puso toda la organización en la competencia y, sobre todo, porque me permitió correr, en casa, junto a grandes figuras del trail Running mundial”, comentó Reyes.

Además de los primeros, que venían liderando la categoría general, el listado de Elite internacional participante en El Cruce 2013 se completaba con la presencia de lujo de las españolas Oihana Kortazar Aranzeta (09h44m42s), y Emma Roca (09h56m54s), más la neozelandesa Anna Frost (10h39m57s). Y de esa manera se completó el podio de Damas, conformando los tres primeros puestos en esta categoría.

“Los argentinos deben agradecer la maravilla de país que tienen, y la suerte de poder correr entre tanta hermosa y salvaje naturaleza. Senderos estrechos, volcanes, maravillosas montañas… para mí fue como volver a reencontrarme con la naturaleza pura, haciendo lo que más gusta: correr” comentó feliz la gran atleta Emma Roca.

A esto, Anna Frost agregó que “todo fue hermoso, nuevo y divertido. Me sentí como en casa, por los nuevos amigos que hice a los largo de toda la competencia, y por los bellos paisajes similares a los de mi Nueva Zelanda. Senderos mágicos, volcanes, montañas, siempre rodeados de tanta naturaleza, como en un libro del escritor infantil Dr. Seuss. ¡Si hasta sentía que los árboles me abrazarían en cualquier momento!”.

Por su parte, la organización también quedó muy satisfecha con los resultados. Sebastián Tagle, director de la competencia y Club de Corredores, afirmó que “El Cruce es místico. Es la carrera en donde toda la organización ponemos todo lo mejor de nosotros para que la competencia sea una gran aventura, y los corredores lo notan. Saben que es una carrera donde se sufre, pero este sacrificio también la vuelve única. Si no fuera por El Cruce, seguramente no hubieran llegado a estos picos volcánicos, o a lagos y ríos casi desconocidos. De todas formas es una competencia cada vez más grande y exigente, con participantes comprometidos a disfrutar y a superar los inconvenientes, con esfuerzo, profesionalismo, pasión y amistad”.

“Para nosotros, El Cruce es el evento más importante del año, nos permite llegar a un gran número de consumidores afianzando nuestra relación con ellos y, por eso, apenas termina cada edición ya comenzamos a trabajar en la siguiente” sostiene Agustín Dominguez Vidal, Jefe de Marketing en Columbia Sportswear Argentina. “La edición 2013 fue perfecta, con paisajes impresionantes que unieron tres volcanes, record de participantes, la suma de una nueva categoría, atletas de elite internacionales que se llevaron una excelente imagen de nuestro país, y una organización impresionante. Por eso seguiremos confiando en la organización y acompañando al evento”.

HISTORIA

EL CRUCE COLUMBIA nació en el 2002 en el con el objetivo de unir la Argentina con Chile cruzando la Cordillera de los Andes durante tres días. Fue la primera competencia de aventura que reunió a más de 300 participantes con el objetivo de llegar a otro país, atravesando montañas y compartiendo los más grandes campamentos que hayan albergado. Inmediatamente este desafío se convirtió en la mayor aventura del año, en la carrera que todo corredor de aventura sueña con enfrentar.

En 2002 la largada se realizó desde Penitentes, en la Provincia de Mendoza, hasta  Portillo, en Chile cruzando por el Paso Cristo Redentor. Un año después se llevó a cabo desde Villa Pehuenia a Icalma, por el paso Icalma. En el 2004, largaron desde la ciudad de Pucón en Chile, hasta la base del volcán Lanín en Neuquén, Argentina, cruzando por el Paso Tromen. Al año siguiente, la largada fue desde Playa Bonita en Villa Lolog, Neuquén, hasta Puerto Pirihueico en Chile, cruzando por el Paso Hua-Hum y en el 2006 desde el Cerro Bayo en Villa La Angostura, cruzando por el paso Cardenal Samoré. En el 2007 fue desde Trevelín hasta el paso Futaleufú en la ciudad de Futaleufú, mientras que en el 2008 la largada fue desde la base del Cerro Catedral Bariloche hasta el Paso Pérez Rosales. En el 2009, el gran desafío comenzó en San Martín de los Andes y finalizó el paso Chileno Tromen o Mamuil Malal.  En 2010 – una edición caracterizada por haber sido una de las más difíciles dadas las malas condiciones climáticas reinantes – el Cruce largó desde Lago Escondido, en Bariloche, hasta el El Paso el Manso o Paso el León, en Chile; mientras que en el 2011 el paso atravesado fue Icalma, recorriendo Moquehue, Rucachoroi y Ñorquinco. La última edición en el 2012 fue a través del Paso Hua Hum, cuyo recorrido se realizó a través del Puerto Fuy; Puerto Pirehueico; finalizando en Nonthue.